Revista Éxito y Pensamientos Success and Thoughts Magazine
Revista Éxito y Pensamientos                                            Success and Thoughts Magazine                                                                     

Poesía   Mexicana   Contemporánea  y  Sus  Autores II./ Contemporary  Mexican Poetry and Its Authors II. 

Jose Soto, “Sobre la hiedra del tiempo embravecido” (poema inédito), Victoria de Durango, México (2018).

Porque desde que te fuiste Lucero Azul de mi Tristeza,

Inundas con tu luz, mi alma, torcida y más sombría,

El faro delantero, que iluminaba, con débiles rayos la senda de mi vida...

No brilla más.

Sus sombras, son mudos testigos del Peso de Las Horas sin tus besos y caricias

Tan solo los vestigios de tus pasos sobre la hiedra del tiempo embravecido

Quedaron como estigma,

Quedando las cenizas,

Hiriendo en las entrañas de la tierra.

[…]

En vano he tratado de seguir tus pasos, embelesado por tu sinuosa estructura

Si he de morir en el intento, por perseguir en la nada tu hermosura

Que sea el mismo tiempo embravecido, quien dispare su metralla mortesina

Sobre mí, fragilecida imagen, que, herido de muerte, vaga en la espesura.

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Mariví González Almendralejo (viernes, 06. julio 2018 02:23)

    Jose Soto. Habrá que ir recordando este nombre. ¿Os habéis fijado qué belleza de poema? Tiene mucha calidad poética en su estructura así como una fuerza emocional que recuerda el trabajo de otros grandes autores como el nicaragüense universal Rubén Darío (S.XIX, máximo representante del modernismo literario en lengua española): "Yo soy aquel que ayer no más decía el verso azul y la canción profana, en cuya noche un ruiseñor había que era alondra de luz por la mañana." No tan solo ha sido el color azul lo que me ha hecho traer a la memoria los versos del gran poeta latinoamericano. El juego con la sintaxis, que parece desordenada pero está ordenada es parecido. El peso de algunas estructuras nominales (en R. D. "alondra de luz ") y que las presenta en paralelismo "Lucero Azul de mi Tristeza", "el Peso de Las Horas", recalcando dicho peso con el uso de mayúsculas. La fuerza que transmite el poema y el brillante uso de vocabulario en torno a la temática por ejemplo de la luz ("Lucero", "luz", "faro", "iluminaba", "rayos", "brilla", "sombras"). Sin hablar del exotismo tan típico latinoamericano en el uso de las palabras, algunas neologismos inventados que parecen tomados de dos palabras ("fragilecida" de "frágil" y de "envejecida?") demostrando una vez más el enorme dominio de la lengua española del autor y la capacidad creativa de la poesía de crear nuevos términos. Paralelismos por doquier ("Quedaron" y "Quedando") y ese juego tan de eruditos en la sintaxis poética de presentarlo todo desordenado pero en orden, unido a la hermosura de esta composición hacen pensar que nos encontramos ante una verdadera obra maestra de la literatura contemporánea. Hasta el título “Sobre la hiedra del tiempo embravecido” es sugerente y acertado. Es la metáfora del paso del tiempo sobre la mente enamorada del autor, la hiedra que se forma en las paredes tras la tempestad, en definitiva, el paso del tiempo, que embravecido, va ajando nuestra existencia y más aún cuando se trata de algo tan especial como el sentimiento de soledad ante la ausencia de nuestro amor.

  • Carmen Begoña Martos Urrizola (viernes, 06. julio 2018 14:41)

    buffff
    Qué belleza
    Me estremezco
    Es lo más bello que he leído en mucho tiempo
    En serio.
    Gran poema. Fantástico poeta Jose Soto.

  • Davinia Pérez Salas (viernes, 06. julio 2018 20:59)

    Maravilloso. No tengo palabras. Este hombre es un crack de la poesía. Coincido totalmente con Mariví y Carmen Begoña. Es una de los poemas más bellos que he leído y de un escritor en lengua española y contemporáneo.

  • Pedro J. Gómez Cuenca (sábado, 07. julio 2018 11:51)

    Azul... / Cantos de vida y esperanza
    Rubén Darío

  • Magda Martínez Cuernavaca (domingo, 08. julio 2018 14:40)

    Totalmente de acuerdo, Mariví. Esa figura retórica de la que hablas que seguramente ya lo sabrás es un hipérbaton, figura en que se altera la sintaxis habitual de una oración, principalmente con fines métricos o de énfasis.
    En términos generales me atrevo a decir que poesía es igual a hipérbaton.
    Sin embargo, en la calidad en el uso de dicha figura, en general, es donde hallamos esa percepción de lo que podemos o no considerar poesía de calidad. Es como un indicador, un pilotito rojo que se enciende en nuestra cabeza, que nos avisa que algo es bueno o incluso excelente o de eruditos como composición poética.
    El hipérbaton (sintáctico) se usa por razones métricas, puesto que permite modificar o facilitar fenómenos del
    lenguaje, muchos de ellos usados gradualmente.
    Por ejemplo, y por citar algo conocido en vez de «Las golondrinas oscuras volverán a colgar sus nidos en tu balcón»
    Gustavo Adolfo Bécquer, poeta y narrador español perteneciente al movimiento del Romanticismo del siglo XIX nos acabó enamorando con sus conocidísimos versos, sus Rimas -o asonancias en los versos pares:

    (Rima LIII)
    Volverán las oscuras golondrinas
    en tu balcón sus nidos a colgar.

  • Rafaela Antón Carreño (lunes, 09. julio 2018 17:05)

    Para mí las dos figuras que provocarían en el lector esa percepción de lo que tiene calidad poética son dos figuras paralelas y complementarias en torno a la ruptura de algo importante. Sería, como no, el caso de la figura del
    hipérbaton sintáctico que rompe la sintaxis o cómo lo decimos y, en segundo lugar, la figura de la paradoja semántica, que rompe la semántica, el sentido de las cosas o lo que queremos decir.
    No sé, por ejemplo, se me vienen a la cabeza los versos de Santa Teresa de Jesús del segundo Renacimiento (s.XVI), que son los poemas religiosos y místicos más relevantes en lengua castellana:
    Vivo sin vivir en mí
    y tan alta vida espero
    que muero porque no muero.
    Por cierto, excelente composición del poeta Jose Soto.

  • Jorge Rafael Cortes Muñoz (martes, 10. julio 2018 01:03)

    Totalmente de acuardo. Pero no podemos olvidar el que, en poesía, el uso del epíteto: "Lucero Azul de mi Tristeza", "la hiedra del tiempo embravecido", "metralla mortesina"... Azul (blue)es triste en inglés. Si la pared formó hiedra es porque el tiempo estaba embravecido. La metralla tiene la cualidad de ser mortesina. El epíteto, que, como adjetivo que añade o subraya una cualidad característica del nombre o sustantivo al que acompaña sin modificar su extensión, generalmente se emplea para producir un determinado efecto estético. Y esa estética es el efecto de la poesía. Hacer un buen uso de esta figura retórica está relacionado con la excelencia en poesía.

Introduce el código.
* Campos obligatorios