Revista Éxito y Pensamientos Success and Thoughts Magazine
Revista Éxito y Pensamientos                                            Success and Thoughts Magazine                                                                     

Poesía Colombiana Contemporánea y Sus Autores II./ Contemporary Colombian Poetry and Its Authors II.

Se compensan las madrugadas

en tibios secretos y letras que se

humedecen ante la lluvia que las salpica,

es solo lluvia en el paso de las horas del

viento y la arena que acude a mis recuerdos

y me aferra a esos nuevos mares de versos,

que me tienta en sórdidos cantares mientras la

noche pasa… pasa… en su lento caminar.

Sin dormir estarán esos ojos pelones al fragor del

latido fuerte que el corazón clama

donde sombra en tu mente es mi imagen

y no se borra mientras la noche pasa… pasa…

en su lento caminar.

Estaré en este escaño escribiendo,

es una soledad ya acostumbrada,

es la soledad de una piel que siento como un manto

que me cobija al frío de esta madrugada, mientras

la noche pasa… pasa… en su lento caminar.

"La noche pasa… en su lento caminar",

Jorge Mariano Camacho Sarmiento,

Pamplona, Colombia (2018).

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Mª Teresa González Puerto (domingo, 10. junio 2018 12:12)

    Preciosista, intimista, romántico, sincero, ¡¡ brillante !!

  • Francisco García Ribelles (domingo, 10. junio 2018 12:37)

    Un canto a la pérdida de la soledad y al recuerdo de ese amor tan especial

  • Mariluz Martínez Serrano (domingo, 10. junio 2018 17:36)

    Bellísimos juegos de palabras y metáforas para describir la realidad de los sentimientos del poeta.

  • Mario López Arriaga (jueves, 14. junio 2018 15:16)

    Brillante el uso de los signos de puntuación para describir el dolor del poeta ante su soledad.

  • Jorge Mariano Camacho Sarmiento (sábado, 16. junio 2018 01:47)

    Muchas gracias por tan gentiles apreciaciones a mis letras Ma Teresa González Puerto, Francisco García Ribelles, Mariluz Martínez Serrano, Mario López Arriaga. Mi más fraterno y cordial saludo desde Pamplona, Colombia.

  • Joaquín Rodes Rodríguez (sábado, 16. junio 2018 14:43)

    Juega con el tempo. El amor, como el miedo o el dolor a la soledad, como el poema, debe trascurrir despacio.

  • Joaquín Rodes (sábado, 16. junio 2018 15:00)

    ¡¡Saludos al autor!! Cordiales y afectusoso saludos dedes Valencia, España.

  • Mario López (sábado, 16. junio 2018 17:56)

    Saludos desde Madrid, España.

  • Mª Teresa (domingo, 17. junio 2018 14:22)

    ¡¡ Hola Jorge Mariano !!
    Es un placer apreciar lo bello y romántico, lento como debe ser el amor.
    Saludos desde Santander, España.
    Mª Teresa

  • Mariluz Martínez (domingo, 17. junio 2018 19:39)

    A ti Jorge Mariano por deleitarnos con lo mejor y más bello de la literatura.
    Un saludo desde Salmanca, España

  • Ricardo Penalva Camiña (martes, 19. junio 2018 19:14)

    Elegante y variado el léxico y gran profundidad en el sentimiento del poeta, Jorge Mariano Camacho.

Introduce el código.
* Campos obligatorios
"Carta de las mujeres de este país", Fredy Yezzed, Bogotá, Colombia (2018).

Aquí estamos, con la espuma en la mano frente a los trastos,

escuchando el sonido de la sangre. A través de la ventana, la luz de la luna ilumina

los metales y las pompas de jabón. Estamos ya viejas y recordamos cosas frágiles.

Todas nosotras estábamos allí. Nos dejaron vivas para que pudiésemos

decir las manzanas podridas. También para que susurremos

mientras gotean nuestros dedos: “No nos arrebataron el amor”.

Quisiese que el dolor se fuese como se va la grasa por el sifón.

Pero el dolor está ahí como un hijo creciendo adentro nuestro.

El dolor nos dice: “Hijas mías, mirad cómo han mudado de alas”.

Hay brillo en las cucharas y los tenedores, pero el recuerdo, el dolor,

el apellido de nuestros hombres aún sigue latiendo entre las manos.

Mientras lavamos una olla, un sartén, un colador, hay una que imagina

bañar y acariciar el pecho, las manos, los pies de su hombre.

Son otros los que hacen la guerra, pero somos nosotras las que cargamos

las carretillas de lodo de un cuarto al otro.

Entre nosotras y el grifo de agua, la luna y nuestros difuntos cantando.

No nos marcharemos sin más. Vamos a lo profundo del misterio.

Buscamos en el humilde jarro de nuestro pozo las palabras más sencillas

para decir con exactitud la costilla rota, su mano tronchada, sus ojos abiertos y quietos.

Cuánta pena hay en esta tarea diaria de lavar los platos, los vasos, nuestras sílabas.

La guerra tiene el nombre de un varón, pero la memoria,

las vocales temblorosas de una mujer.

Nadie mejor que nosotras lo sabemos: “Todos somos culpables en la pesadilla”.

Y no hablar, lo creemos casi doblando las rodillas, es morir frente a los hijos.

Ninguna se oculte en la casa limpia, ninguna diga nunca, ninguna deje de desollar el alma.

Aquí estamos las mujeres de este país sacándole brillo a nuestros muertos.

Aquí estamos las mujeres de este país edificando con espuma

el amor. Aquí estamos las mujeres de este país

con la luna entre las manos.

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Juan M. Robledo (sábado, 09. junio 2018 19:23)

    Desgarradora y brillante personiificación la de este poema en la que su autor, Fredy Yezzed, se funde con el género femenino de
    su país, Colombia, para relatarnos con destreza el dolor que vive su gente, sus mujeres, tras tantos años de guerra.

  • Jose P. Martínez Rivera (lunes, 11. junio 2018 14:57)

    Simplemente brillante y sobrecogedor relato hecho poema. Todo un poema de dolor y angustia contenidas.

  • Alonso Cepeda García (martes, 12. junio 2018 17:43)

    Todo un poema en el sentido más coloquial pero también en el sentido más inmemorial de la palabra. Los números de las bajas
    no tienen sentimientos pero detrás de esos números hay corazones, personas, mujeres que sufren temblorosas la agonía
    de los suyos, que todavía escuchan, surrurándoles cantar al oído. Toda una bellísima, desgarradora y arrebatadoramente
    realista declaración de intenciones en este poema de Fredy Yezzed, su brillante y hasta ahora casi desconocido autor.

  • Juan A. Soriano (miércoles, 13. junio 2018 15:50)

    Intensa amargura, dolor y silencio sepulcral de sus mujeres ante la barbarie de la guerra expresado con una pluma magistral a través de las vivencias de su autor, Fredy Yezzed

  • Miguel A. Jiménez (jueves, 14. junio 2018 18:12)

    Fredy Yezzed, con sus poemas desgarradores, está llamado a ser uno de los más certeros y brillantes cronistas de esta época en un país Colombia, torturado y masacrado por la guerra.

Introduce el código.
* Campos obligatorios