Revista Éxito y Pensamientos Success and Thoughts Magazine
Revista Éxito y Pensamientos                                            Success and Thoughts Magazine                                                                     

Una paradoja o contradicción en un relato causa un efecto de deseo en nuestra mente.

A paradox or contradiction in a story causes an effect of desire in our minds.

Crea una Paradoja Consistente en el Tiempo./ Create a Long-Lasting Paradox.

Rita Hayworth nos enseñó que una diva es siempre una diva, sea en inglés o en español.

Sobre leyendas y paradojas

¿Qué es una leyenda? ¿Cómo se convierte alguien en leyenda?

Una leyenda es una imagen que, real o inventada, proyectamos sobre nosotr@s mism@s al público general.

Hay muchísimas características que harían que una historia que contamos sobre nosotr@s se convierta en leyenda y pasemos, así, como personajes o personalidades importantes a los anales de la historia.

Una de las características más importantes que conseguiría convertirnos en leyenda sería la paradoja.

Una paradoja como ya decía en su época la literata medieval Santa Teresa de Jesús es, en verso, "vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero."

Se trataría, pues, de contradecir el sentido de las realidades que todos vivimos. Por ejemplo, Santa Teresa, en sus versos, contradice el sentido de la vida, diciendo que vive sin vivir. ¿Cómo puede alguien vivir sin vivir? Esto no tiene ningún sentido.

Pero como figura literaria la paradoja es una concatenación o encadenamiento de conceptos o ideas que son contradictorias entre sí, pero que juntas poseen un valor muy significativo a nivel más profundo de sentido y significado no revelado a primera vista, pero que cala hondo de forma asombrosa, por lo que podemos pensar que, más allá de esos versos, había otros completándolos.

Construir y difundir una leyenda sobre un@ mism@ basada en paradojas no ha sido algo extraño a lo largo de la historia como veremos a continuación.

El ejemplo más transparente del uso de la paradoja en la creación de una leyenda de márquetin -recordemos que el márquetin es, según la RAE, el conjunto de estrategias empleadas para la comercialización de un producto y para estimular su demanda.

Una leyenda es algo así como una estrategia que emplearemos para comercializar nuestro producto, que somos nosotr@s mism@s, la imagen que proyectamos de nosotros mismos al gran público, ya que lo que deseamos es estimular su demanda, por lo que márquetin o mercadotecnia es un término que podemos emplear aquí.

Beethoven, el último de los músicos clásicos y el primero de los románticos, supo forjar su leyenda

Decíamos que uno de los ejemplos más transparentes en cuanto a que vemos una paradoja bien definida sería el ejemplo de Beethoven. Beethoven era un compositor, director de orquesta y pianista alemán. Todo normal hasta aquí. La paradoja viene cuando añadimos: Beethoven estaba sordo. ¿Cómo puede ser que un músico y director de orquesta esté sordo? ¿No es eso contradictorio? Y aquí comienza su leyenda.

Otra situación menos transparente es cuando usamos la paradoja para crear un misterio. En realidad, siempre estaríamos creando misterios, si te fijas.

La Virgen María una bellísima leyenda sobre el lado místico de la mujer que ha durado siglos

La Virgen María, según la leyenda, dio a luz a Jesús mediante la intervención divina del espíritu santo -es decir, que José no tuvo nada que ver. ¿Cómo pudo ser que María diera a luz y siguiera siendo virgen? ¿Un espíritu por muy divino que sea -recordad que el espíritu santo era la metáfora o el vehículo con el que se presentaba Dios en la tierra, puede dejar embarazada a una mujer? ¿Por qué José no se opuso a dicha extraña fecundación divina? ¿Amaba José a María? ¿Por qué, si le amaba, no se acostaba físicamente con ella?

A pesar de todos los interrogantes que surgen en las leyendas basadas en paradojas o contradicciones que esconden misterios, lo cierto es que los fieles creen que esas historias son reales. Y las excusan diciendo que son históricas y que la religión es espiritual, que es un misterio que no debemos cuestionar jamás.

Dejando a un lado el romanticismo que conlleva la espiritualidad y lo mágico de una situación tan mística como extraña, lo cierto es que yo, como muchas otras personas, siempre he estado rendida ante lo exquisito y sublime -como en los bellos cuadros de finales del Barroco del s. XVII del sevillano Murillo, conocido como pintor de redondeces y dulzuras- del misterio de la religión católica. Y eso significa que, pese a que pasen los siglos, esta leyenda ha funcionado pero que muy bien.

El caso del asunto del incendio en torno a "Las Rimas" de Bécquer causó furor en la época

"Las Rimas" del poeta y narrador romántico sevillano Gustavo Adolfo Bécquer fueron rescatadas de un incendio en el siglo XIX. ¿Cómo se rescataron del fuego esos libros llenos de papeles tan inflamables? ¿No es esto otra paradoja llena de misterio? Cuando cualquiera escucha dicho relato lo primero que piensa es: ¡¡Yo quiero leer esas rimas!! 

Porque una paradoja o contradicción en un relato causa un efecto en nuestra mente de deseo. Esto es algo normal. Es como cuando alguien te dice que no está interesado/a en ti. Piensas: ¿Por qué si soy guap@ e inteligente? ¿Por qué si soy un muy buen partido? Te pica el gusanillo de saber la razón y automáticamente se enciende el deseo de alcanzar lo prohibido. Es de primero de psicología.

Hay otros ejemplos que se basan en la paradoja pero que han sido eficaces como leyenda porque sus contradicciones eran livianas, ya que se basaban en grados de entendimiento de lo puramente sociológico o de roles sociales, aunque seguían siendo contradicciones.

Elvis Presley, el primer roquero que se atrevió a ser sensual y tierno

Elvis Presley era un cantante estadounidense, más bien del género roquero, que movía las caderas de manera sensual cuando cantaba. ¿Los hombres tienen derecho a ser sensuales? Además, cantaba canciones tiernas. Recordad "Love me tender"; no hay, a mi entender, canción más tierna. Parece una nana. ¿Los hombres roqueros, de acción salvaje, tienen derecho a ser tiernos como si intentaran dormir a sus bebés? Elvis rompía moldes con sus brillantes paradojas.

Rita Hayworth, la inocencia personificada que se quitó el guante sensualmente o sin inocencia en Gilda, jugaba a interpretar la típica diva norteamericana pero que cantaba en español

Para finalizar, ya que si no este artículo se alargaría demasiado, recordad como una Rita Hayworth de pelo claro y facciones angelicales, el tipo de mujer prototípica de la época dorada del cine estadounidense, cantaba "Amado mio", sin acento sobre la "i". Y bailaba como un patito mareado pero gracioso sobre el escenario.

No era la que mejor bailaba. Tampoco era la que mejor cantaba. Pero además de que transmitía perfectamente la ingenuidad de una mujer-niña que se esfuerza mucho por hacerlo bien y transmitía, asimismo, una ternura increíble, Margarita Carmen Cansino Hayworth era hija de migrantes y su padre era español, de Sevilla.

Pese a que su escena del famoso guante en Gilda estará grabada en nuestra memoria colectiva para siempre, lo que, a mi entender, verdaderamente terminó de encumbrar su leyenda fue que un ángel rubio, paradójicamente, cantara en español. Recordad que, en esos tiempos, estábamos acostumbrados a que las divas cantaran en inglés. Y ella nos enseñó que una diva es siempre una diva, sea en inglés o en español.

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Iñaki Martinez Navarro (jueves, 16. noviembre 2017 15:09)

    apostando fuerte por el idioma español, por la cantera de artistas hispanohablantes.... bellisima la diva

Introduce el código.
* Campos obligatorios