Revista Éxito y Pensamientos Success and Thoughts Magazine
Revista Éxito y Pensamientos                                            Success and Thoughts Magazine                                                                     

Crea Tu Leyenda Subastando Cosas./   Create Your Legend by Selling Things at Auction.

Objetos de lujo son pintura, antigüedades, artes decorativas, libros y manuscritos, joyas y vinos. Las reglas originales del baloncesto o un esqueleto de dinosaurio y el contenido de magníficas casas o los legados de grandes coleccionistas y eruditos.

¿Cuáles son los ingredientes de una buena subasta?

 Buscamos mostrar que los objetos subastados son objetos de culto, objetos únicos que han de ser idolatrados por el público, objetos que han alcanzado las máximas posiciones. Por ello, los objetos deben de colocarse en una especie de tapiz rojo que lleve a un altar, pódium o similar.

 Si exponemos los objetos tras vitrinas únicas los transformaremos en “joyas” o bienes preciosos automáticamente.

 Es muy importante la presentación del objeto, ¿te gustaría que te enviaran la gargantilla que compraste de cualquier manera o preferirías que estuviera guardada en una caja preciosista junto a un perfume espectacular? El perfume espectacular que acompañaría a la gargantilla sería una sorpresa deliciosa que se suma e incrementa una leyenda sobre una escritora muy peculiar, tú.

 Para crear un misterio sobre lo subastado no debes de aportar infinidad de fotos que comprendan todos los ángulos. En vez de eso, debes distinguir cuál es la “cara” que deseas que se presente del objeto a tu público. Es el público el que automáticamente al ver el objeto deberá enamorarse de dicho objeto. Cuando damos demasiada información sobre nosotros mismos en el amor, podemos, sin quererlo, lograr que la otra persona no se enamore de nosotros. En el arte es lo mismo: Debe primar el misterio.

 Distinguir entre cosas que no tienen un valor extrínseco más allá del propio objeto y cosas que, por pertenecer a una leyenda, sí poseen un valor extrínseco. Imaginemos que soy una pintora que me dedico a copiar la obra de Picasso –recordad el caso de Andy Warhol con su díptico de Marilyn estilo pop o las famosas latas de sopa Campbell tan típicas de los formatos publicitarios de la posguerra. Las famosas latas de sopa Campbell de Andy Warhol fueron objeto de burla cuando fueron exhibidas por primera vez, pero Warhol finalmente logró cambiar el mundo de la moda con unas latas ¿cómo? Creando su propia e idiosincrásica leyenda.

 Pese a lo que podamos llegar a pensar, un artista no se convierte en leyenda automáticamente cuando su público conoce su obra. En cambio, un artista sí se convertiría en leyenda cuando consiguiera que su público estuviera dispuesto a desear pensar, estudiar, saborear, oler, tocar o poseer parte de la vida de la persona o personalidad legendaria. Fabricar una leyenda no es algo fácil: No es algo que podamos hacer de la noche a la mañana. Requiere de un público fiel y devoto que esté ahí siempre para ti. Además, no todas las personas han nacido para convertirse en una personalidad de leyenda. ¿Te atreves a construir tu propia leyenda?

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios