Revista Éxito y Pensamientos Success and Thoughts Magazine
Revista Éxito y Pensamientos                                            Success and Thoughts Magazine                                                                     

Poesía  Española  Contemporánea  y  Sus  Autores II./    Contemporary  Spanish Poetry and Its Authors II.

"Si existieras", poema inédito, Tito Orovio, Madrid, España (2018).

Si solamente me tocaras el corazón,

si solamente pusieras tu boca en mi corazón,

tu fina boca, tus dientes,

si pusieras tu lengua como una flecha roja

allí donde mi corazón polvoriento golpea,

si soplaras en mi corazón, cerca del mar, llorando,

sonaría con un ruido oscuro, con sonido de ruedas de tren con sueño,

como aguas vacilantes,

como el otoño en hojas,

como sangre,

con un ruido de llamas húmedas quemando el cielo,

sonando como sueños o ramas o lluvias,

o bocinas de puerto triste,

si tú soplaras en mi corazón cerca del mar,

como un fantasma blanco,

al borde de la espuma,

en mitad del viento,

como un fantasma desencadenado, a la orilla del mar, llorando.

 

Como ausencia extendida, como campana súbita,

el mar reparte el sonido del corazón,

lloviendo, atardeciendo, en una costa sola:

la noche cae sin duda,

y su lúgubre azul de estandarte en naufragio

se puebla de planetas de plata enronquecida.

 

Y suena el corazón como un caracol agrio,

llama, ¡oh mar!, ¡oh lamento!, ¡oh derretido espanto!

esparcido en desgracias y olas desvencijadas:

de lo sonoro el mar acusa

sus sombras recostadas, sus amapolas verdes.

 

Si existieras de pronto, en una costa lúgubre,

rodeada por el día muerto,

frente a una nueva noche,

llena de olas,

y soplaras en mi corazón de miedo frío,

soplaras en la sangre sola de mi corazón,

soplaras en su movimiento de paloma con llamas,

sonarían sus negras sílabas de sangre,

crecerían sus incesantes aguas rojas,

y sonaría, sonaría a sombras,

sonaría como la muerte,

llamaría como un tubo lleno de viento o llanto,

o una botella echando espanto a borbotones.

 

Así es, y los relámpagos cubrirían tus trenzas

y la lluvia entraría por tus ojos abiertos

a preparar el llanto que sordamente encierras,

y las alas negras del mar girarían en torno

de ti, con grandes garras, y graznidos, y vuelos.

 

¿Quieres ser el fantasma que sople, solitario,

cerca del mar su estéril, triste instrumento?

Si solamente llamaras,

su prolongado son, su maléfico pito,

su orden de olas heridas,

¿alguien vendría acaso?, dime,

¿alguien vendría?

Desde las cimas de las islas, desde el fondo rojo del mar,

¿alguien vendría?, me pregunto, ¿alguien vendría?

 

¿Alguien vendría? ... Sopla con furia,

que suene como sirena de barco roto,

como lamento,

como un relincho en medio de la espuma y la sangre,

como un agua feroz mordiéndose y sonando.

 

En la estación marina

su caracol de sombra circula como un grito,

los pájaros del mar lo desestiman y huyen,

sus listas de sonido, sus lúgubres barrotes

se levantan a orillas del océano solo.

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Lola Caracola (martes, 21. agosto 2018 18:56)

    ¡¡Qué bonito!! La soledad, la distancia, la invocación y lo etéreo, lo sobrenatural que, a menudo, tristemente lo acompaña. Es como una oda a la existencia de ella, a que ella exista, muerta o viva, a que ella le hable (le sople), le... Y, al mismo tiempo, es la constatación del triste y solitario resultado de no tenerla a ella. Ella no está y el corazón del poeta, Tito Orovio, necesita que ella lo toque, que ponga su boca en su corazón, su fina boca, sus dientes, su lengua como una flecha roja.
    Él le pide a ella que sople en su corazón (que contacte con él -con su corazón o sentimientos, mediante la mente (soplándole como si ella de un fantasma se tratase), él le dice a ella que su corazón "polvoriento" (del camino, de tanto caminar vagando sin rumbo por caminos polvorientos) le golpea (le pide el amor de ella). Le pide a ella que sople en su "corazón cerca del mar, llorando" (para que los soplidos de ella se tornen en lágrimas de amor).

    "sonando como sueños o ramas o lluvias", aquí el poeta se refiere a que su comunicación se realizaría a través de los sueños, por el movimiento del viento azotando las ramas, o bien, por las lluvias, mojando la piel del poeta.
    Y eso es sólo el principio.
    Es toda una declaración de amor.
    Una apuesta total por el amor. Por el amor de verdad.
    Ése que trasciende lo puramente físico, lo sensorial.
    Espero que me lo publiquéis, aunque no ponga mi apellido.

Introduce el código.
* Campos obligatorios
"En el borde del mundo", Luis Ángel Marín Ibáñez ––Académico de La Academia Norteamericana de Literatura Moderna cuyas obras han sido galardonadas con siete Premios––, Zaragoza, España (2018).

No soy amigo de la hoguera cubierta de satén, ni de estar colgado

del trigo de los árboles, me embriaga la mirada de Ingrid Bergman

cuando se convierte en libélula y el clamor de los calabozos teñidos

por la mirra.

 

Adoro el astro que no pudo copular con la estrella y fue su amante

durante un millón de siglos, el concierto inacabado de las pirámides, la

fecundidad del memento que levanta su torre en el crepúsculo, pero

nada más bello que ser parte del jardín de los condenados.

 

Mi luz se convierte en el barro predilecto, el atril donde Bette Davis

recita los poemas, un caballo herido por el viento y el mármol que

roza el augurio de la intima exigencia.

 

Creo en el enigma escanciado por la encina, que renuncia a la Muerte

para ser el señor de las amapolas, y en la belleza que ha perdido su

juventud pero sigue siendo la reina de los capiteles.

 

Hijo de la tristura, me siento atropellado por la golondrina, los suspiros

son robustos como un milagro y las lágrimas piedras de café que

bordan lo etéreo. Sentir las profecías de Louis Armstrong fue mi bosque

sagrado y la Ausencia un grito de claveles en el corazón de los pájaros.

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Adriana López Dávalos (lunes, 06. agosto 2018 16:06)

    Uf, no me extraña que haya ganado tantos premios................ Es precioso!!

  • Mar Baeza Sierra (martes, 07. agosto 2018 18:56)

    No tengo palabras. ¡¡Espectacular!!

Introduce el código.
* Campos obligatorios