É. y P. Revista @ Cultural S. & T. Cultural E-Magazine
  É. y P. Revista @ Cultural                                                                   S. & T. Cultural E-Magazine                                                                     

Obras  Literarias  de  Éxito:   Cuentos y Relatos II./    Successful Literary Works: Tales and Stories II.

"Sounya y Vadoma", sobrecogedor y escalofriante relato de Ricardo Mazzoccone (2018).

Era una mañana gris, lluviosa y fría cuando Sounya y Vadoma se apearon al vagón de carga con otros cientos de personas en la estación de Zagreb. Al subir, el olor a muerte y suciedad provocaba espantosas arcadas a todos.
Cuando la compuerta se cerró los cientos de judíos y gitanos entendieron que la vida, tal como la conocían había muerto.
Los hermanos se abrazaron y en ningún momento dejaron de hacerlo, no se separaron ni aun cuando las incontenibles aguas se deslizaban por sus piernas.
Los gritos y llantos de muchos no los amedrentaron, tampoco los que caían muertos. Se habían juramentado estar juntos y sobrevivir, el muchacho le había prometido a su Bata cuidar a su Planó con su vida.
Luego de incontables y agónicas jornadas, el joven vio por una pequeña abertura en el vagón que estaban entrando a Jasenovac, el mayor campo de concentración nazi-croata, otrora fábrica de ladrillos.
Al detenerse el convoy, los vagones se abrieron y la muchedumbre cayó estrepitosamente.
Algunos oustachis zamarrearon con violencia a los que tenían a mano para que se levantaran, mientras otros mataban a los ancianos disparándoles en la cabeza sin dilaciones.
Semejante crueldad hizo que corrieran a formar la fila propuesta para ser inspeccionados. 
Los más jóvenes eran sacados de la hilera y llevados a unas precarias tiendas de campaña.
Los más débiles y enfermos eran llevados a la vera del río Sava para ser fusilados.
Luego regresaban por las mujeres y los niños para llevarlos a las instalaciones de la vieja fábrica donde más tarde, muchos desaparecerían.
Llevaron a Sounya a trabajar en la lavandería y a Vadoma al campo a cavar canales.
Aquel lugar era el infierno en la tierra, ningún resto de humanidad quedaba, la matanza era diaria, cruel y despiadada, dignos de mentes débiles y enfermas.
Los hermanos, descalzos y casi desnudos, muertos de hambre y frío sobrevivían dada su juventud y fortaleza mental, aunque sabían que podían morir de un momento a otro. 
Los Oustachis tenían, dentro de su salvajismo, un profundo sentimiento por la música. Por ello, cuando descubrían a alguien con dotes musicales lo sumaban a la orquesta del Campo.
Ya de noche ella le dijo a su Planó que no podía más.
-Dejé de ser persona, de ser mujer, quiero morir y ser libre otra vez. -
A lo que él respondió de forma enérgica:
-Sounya, tú vivirás, se lo prometí a nuestros Dadas, no podemos rendirnos, hemos sobrevivido semanas y sé que escaparemos pronto, confía en mí. Por favor, juramos estar juntos. - Le dijo y la abrazó con fuerza mientras un melodioso violín se escuchaba en todo el campo, destrozando de melancolía las almas de todos.
Se durmieron y al alba los disparos los despertaron. Esa mañana, Vadoma y su amigo Joka, debían levantar los cuerpos de los que murieron durante la noche para tirarlos en la fosa común cavada por ellos mismos.
Mientras lo hacían, le contó:
-Oye, tengo información: Mi amigo Stevo, el violinista, escuchó ayer en la barraca hablar a dos oustachis, sobre la llegada de más de veinte vagones con más de tres mil de los nuestros.-
-No hay lugar para todos… nos matarán antes que lleguen. - Vaticinó Vadoma.
-Así es mi amigo, por algo una cuadrilla está cavando fosas cerca del río, nos aniquilarán esta noche seguramente por lo que debemos escapar hoy en la tarde. -
De pronto gritos de dolor estallaron en el aire e interrumpieron la conversación.
Miraron a su alrededor y con horror asistieron como muchos se retorcían, vomitaban y entre convulsiones, morían. Habían sido envenenados con la infusión servida.
-Ya comenzaron los hijos de puta, dime cuál es el plan. - Preguntó preso de ira.
-Bien, llevarán a cuarenta compañeros para unirse al grupo que está cavando, también mujeres jóvenes pues hombres casi que no quedan. En cuanto los guardias se relajen, saltamos la cerca, nos tiramos al río, salimos y corremos con todas nuestras fuerzas por el campo. No todos lo lograremos, pero vale la pena intentarlo. 
¿Qué tenemos que perder? A medio día armarán el nuevo contingente, acérquense a la barraca de los suboficiales, los estaremos esperando.
Y toma, esto es para tu Planó.- Le dijo mientras depositaba en sus manos algo de comida.
El muchacho corrió eufórico para contarle a Sounya.
-No lo lograré hermano mío, estoy muy débil. - Dijo sollozando.
-Sí lo harás, tú vendrás conmigo. Y toma, come este trozo de queso que te envió Joka. -
Casi llorando por la emoción devoró aquel manjar, aunque estuviera sucio y algo rancio.
Pasado el mediodía, el grupo elegido se encaminó hacia el Sava para cavar la fosa donde serían tirados muertos al anochecer.
En un momento los guardias comenzaron a bostezar y a sentarse entre los árboles. Y fue el destino que ayudó pues sin aviso, una torrencial lluvia se desató sobre la región. 
-Corred. - Gritó Stevo en medio del caos.
Todos comenzaron a pasar por debajo de la cerca, se tiraron al río y al llegar a la orilla, salieron corriendo hacia el campo bajo una cortina de agua. Los soldados reaccionaron y comenzaron a disparar matando a muchos por la espalda.
Corrieron por ese campo más de cien gitanos, pero solo doce llegaron al bosque. Se detuvieron unos minutos para tomar un poco de aire y continuar.
Al llegar al pueblo de Prodsara, los aldeanos los escondieron y protegieron…
-¿Por qué lloras Batí Purí? - le preguntó Luminitsa a su abuela que estaba sentada en el sillón con una vieja foto entre sus manos.
-Por nada, cosas de viejos, recuerdos. -
-Esa foto la conozco, eres tú, cuéntame por favor. - Insistió la niña.
-Nada Chabi, solo recordaba mis días en aquel campo de concentración y a tu Kakó Vadoma, que dio su vida para salvarme pues muchas balas lo alcanzaron mientras huíamos. El corría detrás mío para protegerme. - Y calló mientras las lágrimas caían sobre su pecho.
-Ven, ayúdame a levantarme que iremos las dos solas a la juguetería. - Volvió a decir ante la algarabía de la niña.
Ya en la calle, la anciana miró al cielo y desde lo más profundo de su corazón explotó un: 

                   "Donde quiera que estés, gracias Planó, me regalaste una vida". 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios
Este genial relato corto pertenece al último libro de Antonio Ruiz Bonilla, "El libro de Cuentopoemas".

Un fin de semana juntos

 

Se incorporó como un camaleón tratando de sorprender a una mantis religiosa en pleno rezo, aunque su intención no estaba supeditada a ninguna necesidad fisiológica, o sí. Sus pies descalzos amortiguaban incluso el silencio de su leve respiración. Alargó su brazo de perezoso hasta alcanzar el portátil que había escondido en un cajón vacío de la cómoda.

¿Qué haces?

No, nada, he tenido una idea para continuar esa historia que te leí ayer e iba a...

No me dirás que has traído el ordenador después de haberme prometido que íbamos a estar solos y en exclusiva, el uno para el otro, este fin de semana.

Bueno..., no puedo evitar tener trazas en el pensamiento que no versen en exclusiva sobre nosotros como pareja, aquí y ahora. ¿Y qué más da que lo escriba mientras estás inconsciente?

La pregunta es, ¿cuánto tiempo te gustaría que siguiera dormida?

Simplemente hasta que comprendieras que desear otras cosas es lo que te hace ser lo único imprescindible para mí.

Pues no lo entiendo, así que despiértame cuando creas que esté a la altura de esa persona.

Ya estás muy por encima de lo que crees, solo tienes que existir y suceder en mí sin pensar que debes competir por mi consideración. No puedes pedirme que te lo demuestre en los términos que tú lo harías. Te quiero conmigo para siempre, y cada hecho que se encamine hacia otra meta es un mero afluente de lo que somos.

No creerás que a estas alturas vas a desmoronar lo que pienso con esa filosofía barata. El movimiento se demuestra andando, juntos preferiblemente, y tú me has plantado como un árbol en el que refugiarte de las inclemencias.

Estoy seguro de que, como mucho, eso es lo que temes llegar a ser, y no es justo que me reproches algo que sería lo último por lo que te querría.

Está bien, no volveré a decirte cómo me haces sentir, de hecho, tú pareces estar mejor documentado sobre mi estado anímico, pero el hecho de que sea, o no, unos sentimientos fundados no me retendrán cuando crea que no merece la pena soportar esta situación ni un minuto más.

No creo que haya nadie en el mundo al que le siente mejor que a ti amenazar como primera acción del día. Debes poseer un gen ancestral que en la misma medida que te protege, te hace la criatura más apetecible y exuberante que existe.

 

E imitando la pose de un felino agazapado en posición de ataque fue acercándose mientras ella hacía el gesto de apartarlo con una silla mientras lo fustigaba con un látigo incandescente que imaginaron al unísono y en exclusiva.

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Rosa María Sánchez Elorza (lunes, 24. septiembre 2018 12:24)

    Jajaja. Me he reído mucho. Es una gran pareja. Y una muy buena buena historia para la mañana de un lunes, jajaja. Este autor es genial.

  • Marisol Cardona Atencia (martes, 02. octubre 2018 01:01)

    Qué maravilla de relato. Como la vida misma. Hecho de menos una comedia así de divertida en mi vida. Bueno, me voy a dormir. Buenas noches.

  • Nati Artica (lunes, 05. noviembre 2018 13:42)

    "solo tienes que existir"

    Gracias por existir. Y por hacernos reír y emocionarnos... Estos autores publicados son estupendos. Es una revista muy, muy completita. Yo siempre se la recomiendo a todas mis amigas. Solo una pregunta ¿para cuándo esta traducción? Un millón de gracias por todo. Sois estupendos.... ¡¡¡de verdad!!!

Introduce el código.
* Campos obligatorios
La genialidad de esta obra de literatura juvenil de Mugenhachi radica en que los lectores no podremos entender los acertijos contenidos por ejemplo en el bellísimo y extrañísimo primer poema (en negrita) hasta llegar al final del cuento.

 

Helo Aquí el cielo, hela aquí la mar,

Con sueños grises de cuentos marrones,

De laberintos retóricos, de corredores implícitos.

¡Oh paradoja! Pareidolia y Nefelibata,

Tazas que añoran un par de sombreros locos, o rotos.

Nos llegan los mártires de marzo y de septiembre,

Al fin se encuentran como en una diana.

Tanto de súbito y tanto al azar,

Conspiran en la noria, lo que es y aún no lo saben.

Rompecabezas de sueños, oxímoron acróstico.

Forasteros en su bosque, ermitaños de a pie,

Mendigando recuerdos, o un mendrugo de pan.

Batallas en silencio, guerra de toda la vida,

A la orden del cielo y por capricho de la mar.

Hasta la luna, tras las nubes dentro del lago volarán.

Es tiempo para una historia:

Hubo una vez un sueño…

Toda historia empieza como un sueño.

Sólo es un juego de niños…

Y petricor.

 

Los mellizos Joseph & Mariah Craffert, poseen una muy poderosa imaginación. Jugar y soñar es exactamente lo mismo para ellos, situación que les ha traído muchas dificultades, sobre todo en el colegio. Aun así, nuevamente deberán ser cómplices habituales, para llevar a término la más importante de sus aventuras. Como la vida misma.

Días lluviosos acechan a los habitantes de Nachbartiere. En tan solo una semana, la ciudad, su mundo como la conocían, tendrá un giro inesperado. Sus hilos de vida estarán cada vez más entramados, como una red. Redescubriéndose a sí mismos con cada difícil decisión, con cada reacción afrontada.

¿Dónde termina un juego y comienza un sueño?

Escribir comentario

Libro de visitas

  • Elio (sábado, 04. agosto 2018 01:44)

    Me encantaría saber mas, entrar en esos laberinto de juegos, me encanta esa lectura con esa imaginación basadas en suspenso aventuras con lugares llenos de sorpresas te felicito como podemos obtener tu novela

  • mariale (sábado, 04. agosto 2018 02:05)

    Me fascina la trama,complicidad,misterio, y la forma en la que se desenvuelve la historia,poco a poco te vuelve adicto a cada frase,y cada vez la emoción,la intriga,se apodera de ti,con ese anhelo curioso de saber más y más.Simplemente fantástico. Genial.

  • Issa (sábado, 04. agosto 2018 07:36)

    Maravilloso.
    La perfecta invitacion a una historia que se antoja leer ademas de contagiar el juego al soniar, en estos dias lluviosos.

  • Logan Van Ooyen (domingo, 05. agosto 2018 01:39)

    Realmente parece una historia interesante e intrigante.
    ¿Qué pasará con los niños?
    ¿Qué le sucederá a la ciudad tras las lluvias?

  • José María Aldana (lunes, 13. agosto 2018 20:23)

    Parce una obra fascinante.....

Introduce el código.
* Campos obligatorios