Revista Éxito y Pensamientos Success and Thoughts Magazine
Revista Éxito y Pensamientos                                            Success and Thoughts Magazine                                                                     

Éxito en los Ideales./ Ideals Success.

Los ideales son valores o principios con los que nos identificamos y que nos hacen soñar e idear un mundo mejor e ideal(izado). 

A veces pareciera que habláramos idiomas distintos./ Sometimes it seemed as if we were speaking different languages.

¿Ascender en la empresa (lógica) o irte de misiones (analógica)? 

¿Qué grado de ética tiene cada uno de los dos pensamientos elaborados de los dos lados superiores de nuestro cerebro, derecha-izquierda (analógico-creativo)e izquierda-frontal (lógico-práctico)?

¿Es algo analógico o emocional desear ascender en una empresa?

¿Es algo lógico querer irte de misiones, viajar al Tíbet al encuentro del Lama, coger una mochila y lanzarte a la aventura de recorrer el mundo para poder contrastar la vieja cultura que has recibido con las nuevas culturas que conocerás?

¿Hablamos el mismo idioma cuando nos decidimos por uno o por otro camino? ¿Dejarnos guiar por la pragmática y convencional "cabeza" o por el idealista y rompedor de tendencias "corazón"?

Muchas preguntas.

La respuesta está en la felicidad. ¿Qué te hace feliz? ¿Te hace feliz más dinero y éxito o un viaje iluminador que te abra el espíritu al verdadero conocimiento?

A mí no me preguntes porque no seré imparcial. Yo soy un alma. Y me defino en progreso.

Empecemos.

(1) ¿Qué grado de ética? Ambos son pensamientos elaborados y su grado de ética es muy elaborado.

Pero la Analógica, al ser emocional, encuentra en África, vagando, un pequeño desnutrido y hambriento, y siente que debe ayudarle. Quizá con algo llamativo primero, que el nene desee poseer (l@s niñ@s -todos son analógico-emocionales- siempre desean poseer cosas llamativas, de colores). Quizá después algo que pueda fácilmente ingerir y nutritivo (líquido: ¡leche!) puesto que lleva días sin comer, abandonado a su suerte.

La Analógica es empática. Me veo yo misma, vagando a mi suerte muerta de hambre. Es una analogía del "corazón", con mucho corazón o sentimiento.

Pero la Lógica, al ser práctica, no se centrará en hacer ningún viaje más que el de negocios que garantice que ganará más. Cuando vea, por casualidad, al nene por la tele se quejará de que hay más ongs que setas, cambiará de canal o apagará la tele. ¡Cuidado! ¡Que te habla la voz de la conciencia! ¡Como el monstruo que decías a tus padres que veías debajo de la cama! Ese monstruo, en realidad,… ¡eras tú!

La Lógica tiene su ética pero es una ética que ha de favorecer siempre a la propia persona(al lógico) porque si no, no sería lógico pensar así.

Al menos, no sería nada práctico. La practicidad del pensamiento lógico, unido a lo convencional, restan puntos a su ética, pero la tiene, aunque flojita.

(2) Desear ascender en una empresa parte de un pensamiento centrado el 100% en el éxito y el dinero. Si no dejas nada de porcentaje a lo emocional, será un pensamiento 100% lógico y 0% emocional.

(3) Querer irte de misiones para ayudar al prójimo o desear contrastar culturas para abrir tu mente no es lógico porque no es práctico y tampoco es convencional. Lo práctico (y denigrante para el chaval) sería pertenecer al grupo de directivos de la empresa que se mofa del chaval que habla de construir fuentes de agua para los habitantes de un poblado que tienen que recorrer 100 km todos los días para llenar dos cubos de agua. Lo convencional es a lo que estamos acostumbrados en nuestra sociedad.

(4) No hablamos el mismo idioma. Son pensamientos distintos. Pero ambos son superiores y están muy elaborados.

(5) Si no te dejas guiar por el "corazón" de joven, si estás demasiado encorsetado por lo que has de hacer, cuando seas más mayor tu voz interior, tu hermoso y soleado "corazón", te pedirá una segunda oportunidad.

¿Escuchas a tu corazón? ¿Se la darás?

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios
El beso de la victoria. Foto tomada el Día de la Victoria sobre Japón, acontecimiento que supuso el fin oficial de la Segunda Guerra Mundial (1945).

(Caption under picture) The kiss of victory. Photo taken the Day of Victory over Japan, event that meant the official end of the Second World War (1945).

María (nombre ficticio) es una señora de Alicante que nació con un pan bajo el brazo: Sus padres tenían unas empresas muy poderosas en el ámbito de la construcción e inmobiliarias, y María fue educada estrictamente para ser la digna sucesora de sus padres.
María no tuvo hermanos porque su madre sufrió una enfermedad que le imposibilitó tener más hijos.
Desde bien pequeña, María fue educada bajo el estricto control de sus padres para formarse, tener una carrera convencional relacionada con las empresas de su familia y casarse con alguien que fuera el prototipo de hombre frío y calculador que querían sus padres.
María puso mucho empeño en agradar a sus padres y, como premio, consiguió estudiar piano. Sus profesores le animaron a que continuara: Supuraba emoción y tenía mucho talento. Sus padres no lo veían bien pero al final aceptaron.
María se sacó la carrera de música y estudió en el conservatorio.
Sus padres le apartaron de todos aquellos chicos que no fueran adecuados a sus ojos para ella.
María sentía frustración e interiorizaba la pena porque no deseaba defraudarles.
Mandaron a María a Estados Unidos. En Estados Unidos conoció a un frío abogado que, en cuanto supo que María tenía una buena posición económica en España, abrió su corazón de par en par.
María se daba cuenta de que su chico sólo estaba enamorado de su dinero, que no era un hombre cariñoso y, cada vez, le sentía más distante.
María cogió un día su mochila con poca ropa, dinero y sus documentos y les dijo a sus padres que se iba de viaje (iluminador, -pensó) a ver a una amiga. Sus padres, perplejos, accedieron.
María, en su viaje, sintió libertad.
Conoció allí a un chico que era músico como ella.
Él era increíblemente afectivo y trataba a María como a una reina. Él no conocía la fortuna de los padres de María pero, aún así, le amaba.
María llamó a sus padres y al abogado y se despidió diciéndoles que no volvería.
El abogado le espetó que qué iba ahora a hacer con el trabajo y la posición social que María y los padres de María le habían ofrecido, si al final no se casaban.
María colgó el teléfono.
María ha montado un negocio con su chico músico. No han tenido respaldo económico porque los padres de María no le hablan. María, a veces, siente tristeza porque echa mucho de menos a sus padres.
Aún así se esfuerza y busca en su interior esa fuerza; María encontró la felicidad en la espontaneidad.

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios